martes, 22 de noviembre de 2016

Diálogos Evangélicos: La Derecha Evangelica en Brasil

Bienvenidos, en esta ocasión estaremos conversando acerca del panorama de la derecha evangélica brasileña y sus expresiones a través de institución como la Iglesia universal del reino de Dios también conocidos como los pare de sufrir y la bancada evangélica de diputados y senadores. Desde luego rechazamos prácticas de abuso espiritual y señalamos que esa iglesia no es evangélica y más parece una secta destructiva. Hacemos el llamado para que la personas salgan de esos lugares en caso de ser abusados espiritualmente. Bendiciones!

jueves, 3 de noviembre de 2016

Diálogos Evangélicos: Desafios del mundo evangélico hoy

Hermanos y hermanas, sean todos bienvenidos! aquí les dejamos nuestro especial del Día nacional de la iglesias evangélicas y protestantes. En este día estaremos comentando acerca de los desafíos de las iglesias evangélicas en la actualidad. Bendiciones!

lunes, 24 de octubre de 2016

Luteranos y pentecostales en diálogo


Es realmente un privilegio para mi poder escribir, como luterano, unas cuantas palabras en Pensamiento Pentecostal sobre la relación entre el luteranismo y el pentecostalismo, especialmente ahora que este 31 de octubre celebraremos 499 años de historia luterana. El tema ya se ha tratado aquí con anterioridad, en la publicación Más Allá de Augsburgo.
Mi principal aporte en la Iglesia Evangélica Luterana en Concepción se circunscribe en el trabajo ecuménico o interdenominacional, dentro del cual he podido compartir mucho con pentecostales y carismáticos. No solo como hermanos, sino que también como grandes aliados.
Lamentablemente, en Chile y el mundo suele prevalecer una gran muralla de prejuicios de un lado contra el otro. Los luteranos, al igual que otras iglesias clásicas o históricas, han visto a pentecostales simplemente como personas erradas teológicamente, psicológicamente desequilibradas, sociológicamente inconsecuentes, eclesiológicamente radicales, fanáticos y hasta demoniacos. Por otro lado, pentecostales han descrito a los cristianos históricos, incluyendo a los luteranos, como fríos; hipócritas que viven una piedad exterior, negando su eficacia y poder; letrados sin espíritu; gente viviendo en la apostasía.
Estos prejuicios no nacen de la nada, hay de todo, pero no son representativos ni de un lado ni del otro. De todas formas, debemos considerar que dentro del paraguas “luterano” y del paraguas “pentecostal” hay una tremenda diversidad. Eso es algo que tenemos en común, lo que también tiene relación a la apertura que tenemos hacia otras denominaciones.
Por mi parte, que me identifico en gran medida con el luteranismo pietista, veo en el pentecostalismo la realización y masificación de nuestros postulados: gloria solo a Dios, dependencia total e integral para con Dios, énfasis en la relación personal y comunitaria con Dios, radicalización del sacerdocio de todos los creyentes, fideísmo, cristocentrismo, énfasis en la vida piadosa y comunitaria, énfasis en la misión y el compromiso diacónico-social, disciplina piadosa en la lectura bíblica y en la oración. Cosas que se atribuyen a su herencia metodista y wesleyana, pero no hemos de olvidar que Jacob Spenner (quien es reconocido como el fundador del pietismo) inició tal movimiento dentro de la iglesia luterana, antes de que llegara a la anglicana y se formara el metodismo de John Wesley.
Así mismo, he podido ver la positiva influencia del pentecostalismo en nuestras comunidades. Aquellas que tienen personas de trasfondo pentecostal suelen presentar un mayor compromiso piadoso y comunitario. En Perú también tuve la suerte de asistir a una comunidad luterana de trasfondo indígena que incluye muchos aspectos pentecostales o carismáticos en su liturgia, incluyendo danzas y gritos de júbilo. He leído también del gran impacto que la renovación carismática ha tenido en el luteranismo en África, viéndose reflejado en un crecimiento tanto espiritual como numérico.
Siempre he postulado que la comunión interdenominacional no debe ir en desmedro de nuestra búsqueda de la verdad y de las críticas que tengamos que decir, sino que hemos de aprender de los dones y exhortaciones del otro. Mi gran crítica al pentecostalismo es que en él han penetrado con mucha fuerza:
  • La teología dispensacionalista, que insiste en la idea de dos pueblos de Dios distintos, desde un concepto nacionalista y racista de pueblo, y que suele ir asociado a males como el escapismo, el imperialismo, el sionismo, entre otros;
  • La teología fundamentalista, que ha llevado a muchos a dejar el fideísmo de lado en pro de un racionalismo literalista;
  • La teología del dominio, según la cual han de ser “cabeza y no cola” en este mundo y gobernarlo, apoyando generalmente el nacionalismo estadounidense;
  • La teología de la prosperidad, que promueve el deseo de éxito y riqueza material, visto como una respuesta divina a nuestra fidelidad en diezmos y ofrendas, y a nuestra obediencia para con los pastores y ministros.
En general, mi problema está en que estas corrientes teológicas, especialmente cuando van juntas, apuntan a la gloria del hombre, desencadenan en luchas de poder y en la justificación de la injusticia. Considero, en mi postura teológica personal, que todas ellas se oponen, directa o indirectamente, a la doctrina central de la justificación por la sola gracia de Dios y se oponen de todas formas a la teología de la cruz de Martín Lutero. La Federación Luterana Mundial ha fortalecido, a raíz del quinto centenario, su oposición a la teología de la prosperidad, de la cual se ha abusado hasta llegar a vender la salvación, así como se hizo con las indulgencias en el medioevo.
Insisto en que estas corrientes a las que me opongo no son necesariamente parte del pentecostalismo ni reflejan su espíritu original. Se oponen a muchas cosas que valoro del pentecostalismo original. Tampoco juzgo a los hermanos que se adhieren ellas, considerándolos de todas formas como hermanos y aliados en Cristo.
También quiero destacar el documento hecho por la comisión luterano-pentecostal, luego de 6 años de diálogo: Lutherans and Pentecostals in Dialogue. Lamentablemente está solo en inglés, pero es muy bueno. Los objetivos de este diálogo son los siguientes:
  1. Pensar y hablar apropiadamente sobre el otro, sin caer en falso testimonio contra el otro;
  2. Enriquecerse mutuamente por la tradición del otro;
  3. Proveer de oportunidades de mutua corrección;
  4. Facilitar la cooperación en el ministerio, la misión y servicio social;
  5. Resolver y prevenir conflictos entre las iglesias.
Este diálogo formal se hizo entre la Federación Luterana Mundial y pentecostales clásicos trinitarios, como los representados por la Pentecostal World Fellowship, la Pentecostal European Conference y la World Assemblies of God Fellowship. Ya se formó otra comisión luterano-pentecostal, para seguir en otro proceso de 5 años de diálogo. Estos diálogos se han centrado en la pregunta “¿cómo nos encontramos con Cristo?”.
A partir de ese documento es que pongo acá un acotado paralelismo entre ambas tradiciones, resumido y con algunos comentarios propios.
¿Cómo nos encontramos con Cristo?
  • Énfasis doctrinal. Luteranos enfatizan en el evangelio puro de Cristo y los pentecostales en el evangelio completo de Cristo. El primero enfatiza en la doctrina de la justificación por la sola gracia de Dios, mediante la fe en Jesucristo solamente, según la sola autoridad de la Biblia. La segunda presenta a Jesucristo con una labor cuádruple (o quíntuple) como justificador, santificador y bautizador en el Espíritu, sanador, y rey que viene pronto.
  • Diferencias culturales. Luteranos ponen énfasis en que el encuentro genuino con Dios se da en su Palabra y en los sacramentos. Pentecostales siempre buscan a Dios más allá de su Palabra y sus sacramentos, pero esperan que aquellas experiencias sean contrapuestas a la revelación bíblica, rechazando lo que no concuerde con su Palabra. Las preocupaciones serían “no salirse del Evangelio puro” y “no perderse la totalidad del Evangelio” respectivamente.
  • Hermenéutica. Interpretación de las Escrituras. Ambas denominaciones presentan una gran diversidad de hermenéuticas. No es posible caricaturizar una hermenéutica como “literal” y la otra como “no-literal”. Pentecostales ven la narración bíblica como una historia y se sitúan en esa historia, que les sigue hablando en el día de hoy. Luteranos insisten que Cristo es la Palabra de Dios y enfatizan en que la proclamación de la Palabra desde las Escrituras hace presente a Cristo en la comunidad como Palabra viva de Dios. Para los luteranos es muy importante contar con pastores académicamente preparados para interpretar las Escritura desde su contexto y lenguas originales.
¿Cómo nos encontramos con Cristo en los Sacramentos/Ordenanzas?
  • Herencia. Luteranos hablan de “sacramentos”, mientras que pentecostales hablan de “ordenanzas”. Luteranos tienen una teología bastante contínua en cuanto a los sacramentos. Pentecostales tienen una herencia mixta, incluyendo o rechazando aspectos de la tradición metodista/wesleyana y de la tradición calvinista/reformada. La teología pentecostal sigue en desarrollo en cuanto a las ordenanzas.
  • Bautismo de agua. Todos los luteranos y pentecostales trinitarios bautizan “en nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”. Aunque la mayoría de los pentecostales bautizan por inmersión, también hay pentecostales que, como los luteranos, bautizan aplicando agua sobre el bautizado, incluyendo la aspersión y la efusión. La tradición luterana siempre ha promovido el bautismo de infantes. La mayoría pentecostal practica el bautismo creyente o confesante, aunque hay excepciones como la Iglesia Pentecostal de Chile, que también hace bautismo de infantes. El luteranismo enfatiza más en el bautismo como la adopción en la familia de Dios. El pentecostalismo enfatiza más en el bautismo como un acto de obediencia al mandato bíblico y como un compromiso público de seguir a Jesucristo.
  • Presencia de Cristo en la Cena del Señor. Tanto luteranos como pentecostales afirman que es obra del Espíritu Santo el hacer presente a Cristo en la Santa Cena, así como poner la fe en el creyente para que reciba a Cristo ahí. Luteranos creen en la presencia real de Cristo como carne y sangre en, con y bajo el pan y el vino (consubstanciación). Los pentecostales enfatizan consistentemente en la presencial real de Cristo en la adoración en general, por lo que también esperan que esté realmente presente en la Santa Cena. Muchos pentecostales se adhieren a la propuesta simbólica de Zwinglio, pero la experiencia práctica y piedad pentecostal muestran que efectivamente creen en una presencia real más allá de algo estrictamente simbólico o conmemorativo. En este tema hay mucha diversidad dentro del pentecostalismo y su teología al respecto está en desarrollo.
¿Cómo nos encontramos con Cristo en los carismas?
  • Bautismo en el Espíritu. Los pentecostales enfatizan en el bautismo en el Espíritu como una experiencia distinta al bautismo de agua, que empodera y equipa al cristiano para el servicio y el ministerio, generalmente acompañada con el don de lenguas (glosolalia). Desmintiendo el prejuicio luterano, los pentecostales no creen que el bautismo en el Espíritu sea un requisito para la salvación.
  • Dones del Espíritu. El bautismo en el Espíritu habilita al cristiano en los distintos dones del Espíritu, reconociendo principalmente los nombrados en 1Cor.12:8–10 (palabra de sabiduría, palabra de ciencia, fe, dones de sanidades, hacer milagros, profecía, discernimiento de espíritus, diversos géneros de lenguas, interpretación de lenguas). Se entiende que estos dones o carismas dan poderes extraordinarios que otros cristianos sin el bautismo en el Espíritu no tendrían, a diferencia de los frutos del Espíritu que son comunes.
  • Frutos del Espíritu. Son mencionados en Gal.5.22-23 (amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza) y seguirían a todos los cristianos luego de su conversión, tenga o no bautismo en el Espíritu. Los frutos del Espíritu son parte de la santificación y sirven de guía en el uso de los dones espirituales, para que sean de edificación para la comunidad y para la misión. 
  • Respuesta luterana. Los luteranos no solemos hacer tal distinción entre bautismo de agua y del Espíritu ni entre los dones y frutos del Espíritu. Relacionamos los dones más con la educación que con experiencias particulares. Por lo mismo, el luteranismo dedicó tanto tiempo y energía en la traducción de la Biblia a las lenguas vernáculas, en el catecismo de padres y pastores, la educación pública de los niños, la música eclesial, el servicio diacónico-social, el estudio teológico, que siguen siendo los énfasis hasta el día de hoy. Los luteranos se sienten mucho más cómodos con los dones de enseñanza, asistencia, administración, servicio, exhortación, generosidad, liderazgo y actos de misericordia, por sobre cualquier tipo de don extraordinario. De todas formas, también hay que considerar la renovación carismática que ha tenido lugar en muchas iglesias luteranas, que ha tenido variadas respuestas internas desde respuestas negativas (USA principalmente), respuestas sutilmente positivas (como en Alemania en 1980) hasta respuestas completamente positivas (como en África). Desde el lado negativo, las objeciones suelen basarse en 1) el cesacionismo enseñado por San Agustín, que indica que tales dones extraordinarios cesaron luego de la época de los apóstoles; 2) la desmitologización de los pasajes bíblicos que hablan de tales dones extraordinarios, basados en Rudolf Bultmann, asumiendo que en la modernidad sería ilógico confiar en la factibilidad o fidegnidad de tales experiencias; 3) miedo a que la cultura eclesial se enfoque en tales carismas, eclipsando la centralidad de la obra expiatoria de Cristo; 4) miedo al desorden en la iglesia.
Podemos decir que en general no hay nada que a priori se rechace o condene entre el luteranismo y el pentecostalismo, dependiendo más bien del movimiento teológico particular al que uno se adhiera. Diría que, en general, el énfasis luterano y el énfasis pentecostal son perfectamente complementarios y tenemos que aprender a escuchar las exhortaciones del otro, para edificarnos mutuamente.
Lamento tener que, por una cuestión de extensión, presentar el tema de forma tan limitada. Es un tema con mucha mayor profundidad y aristas, sobre el cual podría seguir transmitiendo. Diría que el diálogo existente hace referencia principalmente al luteranismo ortodoxo, y acá en Chile sería relevante considerar la influencia de la teología liberal, la teología de la liberación y la teología dialéctica o neortodoxa, que son las teologías que nos generan mayor distancia con la mayoría del mundo evangélico.
Mi llamado es a que centrados en la obra de Cristo y en su gracia, podamos vernos como un solo cuerpo, como hermanos con un mismo Señor y una misma misión. A que aprendamos a trabajar juntos en este mundo, que tanto necesita de nuestro testimonio común. Sirvamos y proclamémosle con diligencia, hasta que Él vuelva a reinar con justicia. ¡Amén!
23 de octubre de 2016, Concepción.

martes, 18 de octubre de 2016

Diálogos Evangélicos: Municipales 2016

En el marco de las próximas elecciones municipales 2016 entrevistamos a Claudia Monje, candidata a concejal por Izquierda Libertaria, y a Sonnia Flores candidata a Concejal por el partido Socialista.

 

miércoles, 12 de octubre de 2016

Por sus frutos los conoceréis... Segunda Parte

Hace aproxidamente 1 año y medio escribí sobre el tercer capítulo del Sermón del Monte, según san Mateo: Por sus frutos los conoceréis...

En aquella entrada profundicé en lo ya expuesto en un capítulo de la serie de "La Iglesia", en el que hablo del discipulado, basado principalmente en el libro de Dietrich Bonhoeffer, "El Precio de la Gracia: El Seguimiento".

Quiero complementar el tema ahí tratado con el pasaje de Mateo 25:31-46, que también he tratado ya en la entrada 12º La Iglesia: rebaño de Dios. Según este pasaje, en el día del juicio Cristo nos separará entre ovejas y cabritos, poniendo énfasis en que sus ovejas le alimentaron, vistieron, visitaron y acogieron cada vez que lo hicieron con uno de sus hermanos más pequeños.

Estos pasajes ponen sin duda un énfasis en seguir a Jesucristo, seguir sus mandamiento y obrar con justicia, luchando por la paz y por los pobres. Sin embargo, suelen ser citados para apoyar la idea de que seremos justificados o juzgados según nuestras obras, y que por lo mismo podríamos juzgar nosotros entre buenos y malos según sus obras o según el cumplimiento de una moral dada. Quiero dejar en claro que si así fuera, todos seríamos juzgados a la perdición eterna y ninguno sería salvo. ¿Cuántas veces has pasado al lado de alguien que pudiste ayudar y no lo hiciste? Efectivamente, una de las principales funciones de la ley es que nos hagamos conscientes de nuestro pecado y veamos que el único justo es Jesucristo, nuestro Salvador, como tanto insistió Martín Lutero.
Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo. Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis; estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí. Mt. 25:34-36
Muy pocos enfatizan en las primeras palabras del Rey, en las que menciona que tal destino estuvo preparado para sus ovejas desde la fundación del mundo, a pesar que sus buenas obras son posteriores en el tiempo, apoyando la idea de la Gracia y la predestinación.
Entonces los justos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te sustentamos, o sediento, y te dimos de beber? ¿Y cuándo te vimos forastero, y te recogimos, o desnudo, y te cubrimos?¿O cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y vinimos a ti? Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis. Mt.25:37-40
El énfasis que pone Jesús en su encarnación/humillación e identificación con los necesitados es una de las más grandes maravillas del Evangelio, que nos da un nuevo sentido de lo "sacramental". Jesús, como persona de carne y hueso, se hace palpablemente presente en el necesitado. No voy a negar que está a la diestra del Padre, pero es justamente por el hecho de que está en aquél lugar invisible que también puede estar visiblemente presente en nuestro prójimo, así como lo hace en el Bautismo, en la Santa Cena y en la comunidad de discípulos. Sin embargo, no es esa la parte que quiero destacar ahora. Antes de llegar al punto, sigamos con la lectura:
Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles. Porque tuve hambre, y no me disteis de comer; tuve sed, y no me disteis de beber; fui forastero, y no me recogisteis; estuve desnudo, y no me cubristeis; enfermo, y en la cárcel, y no me visitasteis. Entonces también ellos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, sediento, forastero, desnudo, enfermo, o en la cárcel, y no te servimos? Entonces les responderá diciendo: De cierto os digo que en cuanto no lo hicisteis a uno de estos más pequeños, tampoco a mí lo hicisteis. E irán éstos al castigo eterno, y los justos a la vida eterna. Mt.25:41-46
¿Que tienen en común estos cabritos con aquellos que gritan "Señor, Señor, ábrenos", pero Jesús les hace la desconocida (Mt.7:21-23; Lc.13:25-27)? Tanto los primeros condenados como los segundos creían tener derecho o mérito ante el Señor. ¿Qué tienen en común con las ovejas salvadas? Todos son sorprendidos por el juez, asombrados de que su juicio divino sea opuesto al propio y cumpliéndose cabalmente aquellas palabras que dicen que "el que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido" (Mt.18:4; 23:12; Lc.14:11; 18:9-14). Por ninguna razón, ni basado en obras ni basado en religión ni doctrinas, podríamos presumir que somos salvos, sino que hemos de encomendarnos al juicio de Dios como pecadores y mendigos... y ni con eso podríamos asumir que hacemos bien.

La verdad es que las ovejas y los cabritos tienen más cosas en común de lo que a primeras uno pensaría. No creo que los desconocidos que claman al Señor mientan al decir "Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?" o al decir "Delante de ti hemos comido y bebido, y en nuestras plazas enseñaste." De seguro que sí hicieron aquellas buenas obras y que sí compartieron con el Maestro. De seguro que los cabritos sí dieron alguna vez de comer o beber a algún necesitado, o le dieron vestido, visitaron o acogieron. Por otro lado, las ovejas habrán pasado más de un necesitado por alto. De seguro que las ovejas y cabritos, que antes de ser separados hemos de estar mezclados, somos como el trigo y la cizaña, no pudiendo distinguir entre los unos y los otros (Mt.13:24-30).

Como he insisto en la serie "Buenas Obras, Una Gracia de Dios", las buenas obras son inherentes a la fe y son la misma Gracia de Dios actuando en nosotros, deseándolas con toda nuestra vida. Es imposible que podamos presentar tales obras como mérito ante el Señor, sino que hemos de agradecer al Señor que ha puesto estas obras de antemano en nuestras manos, reconociendo que es Él el que nos utiliza y obra por medio nuestro y a pesar nuestro (Ef.2:10). La obra solo es buena si la hace Aquél que es bueno. El justificado es aquél que ve con dolor el pecado en sí mismo y se goza al ver en Dios al único justo, al único santo, al único bueno (Mc.10:18).

Así es como a aquél que su propio bien ignora, el Señor consuela diciendo "acuérdate de aquella sola vez que me serviste...", y aquél que presenta su bondad es juzgado por el Señor, que le dice " 'pérate, ¿qué hay de aquella vez que no me serviste?".

Así que, de ninguna forma hemos recibido del Maestro alguna herramienta para juzgar, a salvo del juicio que hemos de hacer contra nosotros mismos (Mt.7:1-5; Lc. 6.37-38,41-42). Recuerdo igual el famoso pasaje del buen samaritano (Lc.10:25-37), en la que Jesús responde a la pregunta "quién es mi prójimo" poniendo como ejemplo a quien era considerado un enemigo. Aquél samaritano, aún siendo extranjero e infiel, se compadeció y acogió, alimentó y vistió al moribundo en el camino. Pocos son los que notan que en realidad Jesús evita la pregunta. No da ninguna herramienta para que su interlocutor pueda juzgar quién es su prójimo y quién no, sino que le llama a ser prójimo del otro al poner en práctica la misericordia. Da vuelta su juicio hacia sí mismo. Así es como podemos ver también que el único que realmente ha tenido misericordia, y el único que realmente tiene mérito para ser llamado "prójimo", es el Señor y estamos llamados a actuar como Él, dando nuestra vida gratuitamente por el otro so pena de muerte ante el jucio final.

Oremos, pues, pidiendo al Señor que tenga misericordia de nosotros y que nos de el gozo de verle en aquellos que nos necesitan, sirviendo humilde y misericordiosamente sin juicio ni distinción alguna. Amén.

martes, 4 de octubre de 2016

Diálogos Evangélicos: Plebiscito en Colombia, una vision evangelica

Hermanos y hermanas sean todos bienvenidos, en esta ocasión estaremos conversando acerca del proceso de paz en Colombia, a propósito del plebiscito realizado el domingo 2 de octubre, colocando énfasis en el contexto que nos ayuda a entender el resultado desfavorable a los acuerdos entre las FARC y el Gobierno de Colombia. Jesús nos llama a ser instrumentos de paz en sus manos, así que oramos por quienes trabajan por construir la paz en Colombia y el mundo, esperando que nuestras oraciones no se limiten a palabras vacías en nuestro templos sino que sean un compromiso real de parte de los cristianos por la construcción de una cultura de paz fiel al Evangelio de Jesús.

 

jueves, 29 de septiembre de 2016

Diálogos Evangélicos: Legado de Juan Canut de Bon

En esta oportunidad estamos conmemorando los 170 años del nacimiento de Juan Canut de Bon, el 30 de septiembre de 1846, en la ciudad de Valencia de España. Canut de Bon fue uno de los primeros predicadores evangélicos en lengua hispana en Chile, una figura señera y apasionada en la predica callejera del evangelio, quien se enfrentó a la intolerancia de la Iglesia Católica y fundando numerosas iglesias en provincias del norte y del sur de este país, de quien además, heredamos el apelativo de “canutos”. Bendiciones!

miércoles, 28 de septiembre de 2016

Diálogos Evangélicos: A 2 años de los desaparecidos de Ayotzinapa.

Bienvenidos a nuestro capítulo del día lunes 26 de setiembre, en esta ocasión dedicaremos nuestro programa a conmemorar el segundo aniversario de la desaparición de los 43 estudiantes normalistas en Ayotzinapa , México. Levantamos nuestras voces y oraciones en contra de la injusticia y de la violencia. Vivos se los llevaron, vivos los queremos!!!

jueves, 22 de septiembre de 2016

Diálogos Evangélicos: Reflexiones sobre el Te Deum Evangelico

En esta oportunidad estaremos analizando la reciente nominación de Lorena Fries como futura subsecretaria de DDHH, nominación que viene a crear una nueva institucionalidad en la materia que ha sido una deuda pendiente para con el pueblo chileno. En una segunda instancia también estaremos conversando de la declaraciones de los Obispos Emiliano Soto y Eduardo Duran en contra del negocio de las AFP, en el marco de la celebración del Te Deum Evangelico de Chile.

jueves, 15 de septiembre de 2016

Diálogos Evangélicos: Helmut Frenz, a 5 años de su fallecimiento

En esta ocasión conversamos acerca del testimonio de nuestro pastor Helmut Frenz a propósito de los 5 años de su fallecimiento el día 13 de septiembre, destacando su paso por la ciudad de Concepción y su incansable labor por la defensa de los Derechos Humanos, como uno de los fundadores del Comite Pro Paz.

miércoles, 31 de agosto de 2016

Diálogos Evangélicos: 5 años del asesinato de Manuel Gutierrez

En esta emisión conversamos de la 5ta conmemoración del asesinato de Manuel Gutiérrez por los disparos de carabineros de Chile durante una protesta en Macul. Condenamos la impunidad que mantiene a los responsable libres de toda culpa o cumpliendo penas muy bajas y por sobre todo, la permanencia del sistema de justicia militar en tiempos de paz, instancia que no ofrece ningún tipo de garantía para las víctimas y que perpetua la brutalidad policial. Hacemos este espacio a modo de homenaje a la figura de un mártir evangélico, cuya vida fue arranca en contra de su voluntad por la violencia de Carabineros de Chile.

martes, 23 de agosto de 2016

Diálogos Evangélicos: Una vision evangelica de la marcha No Mas AFP

En esta ocasión les presentamos una visión cristiana de la 2da marcha familiar no más AFPs. Los cristianos debemos oponernos a la injusticia cometida por las AFP en contra de nuestros padres y abuelos. Bendiciones!

miércoles, 10 de agosto de 2016

Diálogos Evangélicos: Iglesias y Derechos de los niños y niñas

En esta ocasión estuvimos conversando junto a Graciela Silva y Rosa Núñez del Centro comunitario Agüita de la Perdiz acerca de la situación de los derechos de los niños y niñas en chile en relación a la larga decadencia del SENAME y la ley de derechos de los niños y niñas que está siendo tramitada en el congreso nacional. Además estaremos hablando acerca de nuestra postura como evangélicos frente al resguardo del ejercicio de estos derechos por parte de los niños y de las niñas. Bendiciones!

martes, 2 de agosto de 2016

Diálogos Evangélicos: Entrevista a Juan Polizzi.

Con el objetivo de acercar al Mundo Evangelico a las elecciones municipales de octubre proximo, es que presentamos esta entrevista con don Juan Polizzi, candidato independiente a alcalde por la Comuna de Concepción. Conozca a sus candidato, Bendiciones!

sábado, 30 de julio de 2016

Diálogos Evangélicos: Jesus, lo concreto de Dios en un mundo de oscuridad

En esta ocasión estaremos conversando junto al Pastor Carlos Caamaño, en base al capítulo 1 del Evangelio según Juan, sobre la presencia de Dios a través de Jesús en un mundo en oscuridad ¿Dónde se manifiesta el Señor en medio de tanta injusticia y sufrimiento? ¿Cuál debe ser nuestra postura como evangélicos frente a esto? Esta y otras reflexiones en Diálogos Evangélicos. Saludos y bendiciones!

viernes, 29 de julio de 2016

Diálogos Evangélicos: Marcha No mas AFP

Conversamos acerca de la marcha del domingo 24 de julio en contra de las AFP y la postura que deberiamos tener como cristianos en favor de la construccion de un sistema de jubilaciones digno y solidario.

jueves, 28 de julio de 2016

Diálogos Evangélicos: Donación de organos

Saludos, en esta oportunidad, analizaremos la agenda de noticias de esta semana, desde nuestra perspectiva evangélica, partiendo por el fallido golpe de estado en Turquía y las consecuencias que está teniendo. Posteriormente conversamos acerca de la problemática de los trasplantes de órganos en Chile a propósito del doble trasplante de corazón y pulmón realizado a Jacinta Zañartu, en relación a la escasez de donantes de órganos y como esto afecta a los cientos de pacientes anónimos que están a la espera de un trasplante. Ayudenos a difundir este programa.

miércoles, 27 de julio de 2016

Diálogos Evangélicos: Legado del Pastor Willis Hoover

En esta ocasión hablamos de la vida y obra del pastor Willis Hoover, uno de los precursores del Avivamiento Pentecostal de Valparaíso de 1909, acontecimiento fundante del Movimiento Pentecostal Chileno. Todo esto, a propósito de la conmemoración de su natalicio este 20 de julio. Bendiciones!

lunes, 18 de julio de 2016

Diálogos Evangélicos: Reforma Universitaria, una vision desde el Evangelio

En esta oportunidad estaremos conversando acerca de la Reforma Universitaria y nuestra postura como jóvenes evangélicos frente a endeudamiento estudiantil y la nefasta existencia del lucro en la educación. Hasta pronto y bendiciones. Mas informacion en nuestro fanpage en facebook Diálogos Evangélicos

lunes, 4 de julio de 2016

Diálogos Evángelicos: Conflictos socioambientales, Evangelio y el proyecto Octopus

Bienvenidos al podcast de Diálogos Evangélicos. En esta ocasión hablamos de Evangelio y conflictos socioambientales a propósito de la aprobación en 1ra instancia del proyecto Octopus.

lunes, 20 de junio de 2016

Diálogos Evangélicos: We tripantu, Cosmovision Mapuche.

Bienvenidos al podcast de Diálogos Evangélicos en esta ocasión hablamos acerca de Cosmovisión Mapuche a propósito de la celebración del We Tripantu, y el dialogo que podemos generar desde nuestras respectivas posturas. Bendiciones!

miércoles, 15 de junio de 2016

Diálogos Evangélicos: Masacre de Orlando

Hermanos y hermanas, sean todos bienvenidos al comentario de Diálogos Evangélicos sobre la Masacre en Orlando. Desde ya estamos orando por las víctimas, los deudos y los sobrevivientes. Si le gusto comparta y difunda.


lunes, 13 de junio de 2016

Diálogos Evangélicos: Destrucción de la imagen de Cristo de la Iglesia de la Gratitud Nacional

Amigos y amigas: Compartimos con ustedes parte de lo que conversado en Diálogos Evangélicos durante nuestro último programa del día lunes. Pronto estaremos compartiendo las demás secciones del programa. Saludos y bendiciones 

jueves, 9 de junio de 2016

Federico Pagura (9/2/1923-6/6/2016)



Dedico esta entrada a quien falleciera recientemente, el obispo metodista Federico Pagura, de Argentina. Reconocido en el trabajo ecuménico a favor de los Derechos Humanos.

Más abajo les dejo con la hermosa canción que le debemos "Tenemos Esperanza", y también los dejo con unas bonitas palabras de Pagura respecto a la muerte.

"No tengo miedo a la muerte
miedo le tengo a la vida
sin sentido
que no se juega por nada
y que alimenta sus horas de egoísmo.
No tengo miedo a la muerte
si ha de ser el alto precio
de una entrega;
miedo le tengo a los años
que se acumulan en vano,
como arena.
No tengo miedo a la muerte,
muerte de rica semilla
que germina;
miedo le tengo al ocaso
de una vida interminable
y vacía.
No tengo miedo a la muerte
cuando se vive por otros
sin justicia;
miedo le tengo al engaño
de un paraíso de goces
y de estulticia.
No tengo miedo a la muerte
porque he aprendido a mirarla
cara a cara
en niños que mueren de hambre,
en mujeres oprimidas
y humilladas.
No tengo miedo a la muerte
porque en estros tristes años
se ha asomado
en los ojos suplicantes
de hombres rudos, con sadismo
torturados.
No tengo miedo a la muerte
porque he escogido el camino de un Viajero,
que por amor a los hombres,
vivió y se dio sin reservas,
todo entero.
No tengo miedo a la muerte
porque si llego a morirme
en mi cruz
alguien me alumbra el sendero
y me abre el pórtico al Reino
de la Luz,
Vamos hermano, crucemos
el valle oscuro y profundo
del temor.
Asidos ya de su mano,
sembrémonos en el mundo
por amor."

Federico Pagura, noviembre de 1975





lunes, 6 de junio de 2016

Diálogos Evangélicos: Aniversario Iglesia Presbiteriana de Chile

Bienvenidos al podcast de Diálogos Evangélicos, el día de hoy estaremos conversando con el Pr. Sebastián Menay acerca del aniversario de la iglesia Presbiteriana de Chile. En nuestro 2do bloque hablamos de la violencia de carabineros de Chile en las protestas, de la muerte de Mohamed Ali y del premio nacional de DDHH entregado a José Aldunate (SJ). Todo esto y más en Diálogos Evangélicos, bendiciones.

Diálogos Evangélicos: John Wesley

Podcast sobre programa de Diálogos Evangélicos en que se conversó de la vida y Legado de John Wesley y otras contingencias.

sábado, 4 de junio de 2016

Buenas Obras, una Gracia de Dios (11)

Dios llama a sus discípulos a encarnar a Cristo en sus contextos, mediante su comunión, y ser así señal del reino de Dios que viene. Sin embargo, los discípulos no estamos llamados a ver tanto a Jesucristo encarnado en nosotros mismos, sino a que le veamos encarnado especialmente en aquellos que necesitan de nosotros. En el otro.

Jesús dice que el que recibe a uno de sus discípulos, a Él recibe. Así mismo dice que el que recibe a un niño, a Él mismo recibe. El que alimenta, viste, sana y acompaña a un necesitado, a Jesucristo alimenta, viste, sana y acompaña.

Teresa de Calcuta insiste en las bienaventuranzas, que dicen que el misericordioso recibirá misericordia y el limpio de corazón verá a Dios. No lo veamos necesariamente como una promesa futura, mas bien entendamos que aquél que se compadece y que de todo corazón pone sus ojos en quien tiene necesidad, pone efectivamente sus ojos en Dios, y le ve personalmente.

He ahí que el misterio de la encarnación configura el carácter del cristiano, en todos los aspectos de su vida, dando gracias a Dios por toda oportunidad de hacer el bien.


Lecturas recomendadas
Mt.10:40; Mt.18:5; Mr.9:37; Lc.9:48; Jn.13:20; Mt.25:37-40; Mt.5:7-8

lunes, 30 de mayo de 2016

Diálogos Evangélicos: Clotario Blest, un luchador cristiano

Hermanos y hermanas, sean bienvenidos al podcast de Diálogos Evangélicos. En esta ocasión estaremos destacando la vida y obra de Clotario Blest, como cristiano y luchador por los derechos de los trabajadores a propósito de la conmemoración de los 26 años de la muerte, este 31 de mayo.
También estaremos conversando del premio de DDHH otorgado a al sacerdote jesuita José Aldunate, así como la declaración de monumento histórico de la casa de André Jarlan y Pierre Dubois, sacerdotes que se destacaron por su defensa de los DDHH en la Población La Victoria de Santiago, entre otros temas, bendiciones.
Tambien les contamos que ya tenemos ganador de nuestro concurso, felicitamos a Yerko Aravena por haberse ganado el libro "Clotario Blest, la causa de un Chile popular" de Max Salinas

martes, 24 de mayo de 2016

Buenas Obras, una Gracia de Dios (10)

Cuando entendemos que la Iglesia es la comunidad de discípulos gozando de su comunión y trabajando por la misión en el mundo, y que todo esto es obra y gracia de Dios, queda claro que la Iglesia y su jerarquía no tiene ningún rol intermediario entre Dios y el mundo.

La Iglesia proclama la Palabra de Dios y es ésta la que actúa en el pecador y entabla con él una relación personal y directa. El nuevo discípulo no se somete a otros discípulos para poder alcanzar la salvación, sino que siendo ya salvo por la Palabra, se congrega para seguir creciendo y para trabajar con sus hermanos como iguales.

Si alguien pide obediencia por su supuesta autoridad o unción divina, o bien se atribuye algún mérito sobre la salvación y las buenas obras, se pone en el lugar de Dios y se vuelve, por lo tanto, en su enemigo.

lunes, 23 de mayo de 2016

Buenas Obras, una Gracia de Dios (9)

El amor de Dios no se hace presente solo por las buenas obras de sus discípulos como individuos, tan requeridas en medio de nuestro mundo caído y sistema corrupto. El amor de Dios se hace principalmente presente al encarnarse en la comunidad de discípulos, que están unidos con Dios y entre sí en la comunión del Espíritu Santo, viviendo una propuesta alternativa de sociedad humana. Esta comunidad de fe es a la que llamamos cuerpo de Cristo y es la mayor obra de Dios. Una nueva creación, un pueblo que ha resucitado de la muerte espiritual.

La Iglesia de Cristo, la comunidad de discípulos, no tiene por qué ser una comunión estructural, burocrática y jerarquizada, sino que es una comunión espiritual, pues se funda completamente en el Espíritu de Cristo. Pero como he insistido, Jesucristo es la prueba de que lo espiritual es también material y social, siendo así el cuerpo de Cristo una comunión principalmente social y concreta, la cual conllevará naturalmente una orgánica.

Si la Iglesia está unida por el Espíritu Santo, así como el Padre y el Hijo están unidos, tiene que ser como la Iglesia primitiva en Pentecostés, en la que todos los discípulos estaban juntos y tenían en común todas las cosas; no había necesitados entre ellos, pues vendían sus propiedades y sus bienes, y lo repartían a todos según la necesidad de cada uno. Eran de una sola alma y un solo corazón, partían el pan en las casas y vivían sencilla y agradecidamente, haciendo el bien para con toda la sociedad en la que estaban insertos.

Miramos a las iglesias hoy y cuesta ver esto, pero silenciosa e informalmente el Espíritu encarna a Cristo entre sus discípulos, y es ahí que la Palabra agrega más hermanos a la fe bíblica y cristo-céntrica.

Ante la precariedad de nuestras organizaciones religiosas hemos de recordar que las buenas obras no son las nuestras, sino que la Iglesia es obra de Dios. El cuerpo de Cristo no puede de ninguna forma ser un ideal que hemos de construir nosotros, sino que es una realidad hecha por Dios en Cristo Jesús. Es el mayor anticipo y señal de la comunión plena que tendremos en el reino de Dios y por pura gracia nos ha dado el gozo de pertenecer a ella y colaborar con su misión.

Dejémonos llevar por su Espíritu de amor y gocémonos en hacer su voluntad, luchando juntos por su justicia. Amén.


Lecturas recomendadas

Hechos 2:42-47, 4:32-37: recopilando lecturas...

Diálogos Evangélicos: Lectura popular de David y Goliat

Sean todos bienvenidos, esto es el podcast de Diálogos Evangélicos, a traves de Protesta y Fe, en esta oportunidad tendremos un programa devocional a partir de la historia de David y Goliat, desde una perspectiva liberadora. En nuestro segundo bloque conversaremos sobre la Cuenta Presidencial del 21 de mayo en Valparaíso y la muerte del trabajador Eduardo Lara. Nuestras condolencias hacia los deudos. Bendiciones a todos y todas!

domingo, 22 de mayo de 2016

Buenas Obras, una Gracia de Dios (8)

Sobre la libertad de nuestra voluntad y la soberanía de Dios se ha discutido mucho en la historia... no quise profundizar mucho en la reflexión anterior ni entré a darle vueltas a la idea de ser escogidos ni de cómo tiene efecto el poder de la Palabra, cuando son tantos los que la escuchan sin ser convertidos. Podemos seguir discutiendo por siglos al respecto, así como de la naturaleza del mal y de cómo podría Dios utilizar el mal y de cómo permitió su origen... podríamos caracterizar a Dios y definir qué puede hacer y cómo, así como caracterizar la naturaleza de la muerte y la resurrección luego de ella, o de los tiempos y señales antes del fin de nuestros reinos corruptos.

A los cristianos nos ha encantado invertir tiempo y discusiones en todas esas cosas, pero...  ¿acaso han ayudado a que más gocemos del amor de Dios y ha dado pan al hambriento? Al contrario, han traído disputas y divisiones y han ocupado la atención de la Iglesia, haciendo pasar desapercibidos los lamentos de los necesitados.

La Biblia habla de todas estas cosas, pero una de las cosas que más me apasiona es que los diferentes autores bíblicos las tratan de forma distinta. Al parecer tenían distintas posturas e ideas al respecto, y aún así consideramos todos sus libros como revelación de Dios.

Sin embargo, el mensaje apunta siempre a lo mismo: volverse al Señor y gozarse haciendo su voluntad, su amor, su paz y su justicia. Convertirnos en seguidores de aquél salvador que llama a amarnos como él nos amó, y a que seamos uno como él y el Padre son uno, y que así todos conozcan que es él el camino de Dios a nosotros y que de él depende que haya libertad y justicia en nuestra tierra. Que en él está la esperanza.

La fe cristiana no trata tanto de conocimiento intelectual o sabiduría ni de una supuesta realidad no material, sino de las relaciones de amor entre las criaturas de un Señor comprometido con su creación, a la que vino como uno de nosotros y a la que volverá a reinar justa y plenamente.

Este mensaje debe llegar a distintos contextos con distintas filosofías y concepciones espirituales. Las filosofías, ideas y espiritualidades son transformadas por el conocimiento del Señor, pero de todas formas se acomodan para dar esperanza y hacer justicia en el contexto particular en el que se encuentran. No se trata de llegar a los distintos contextos a implantar nuestras ideas y teorías, sino de que Dios y su mesías sean conocidos en las distintas realidades. Todo esto nos habla de uno de los misterios más sublimes de la fe bíblica: la encarnación.

Así como Dios se encarnó en nuestro mundo, la Iglesia está enviada a encarnar a Dios en los distintos contextos y ser ahí señales del reino de Dios, lleno de obras de amor, paz y justicia.

viernes, 20 de mayo de 2016

Buenas Obras, una Gracia de Dios (7)

Al aseverar que es la fe, llena de buenas obras, la salvación misma que anhelamos, y que ésta es gracia y don de Dios... surgen varias interrogantes e incongruencias.

¿Cómo juzga Dios al mundo? ¿Por qué hay gente perdida, que no tiene el don de la fe? ¿Dios no quiere su salvación? Así mismo... ¿qué espera Dios para el día de juicio, resurrección y salvación plena?

¿Será cierto que Dios predestina a algunos de forma irresistible a la salvación y a otros los predestina insalvablemente a la perdición? ¿Es el mal de muchos voluntad de Dios? ¿Qué poder tiene el pecado, la muerte o el diablo contra Dios? ¿No es Dios todopoderoso?

La Biblia responde clara y repetidamente: Dios no quiere la muerte de los que mueren, quiere que todos sean salvos. Con esto se derriba fácilmente la idea calvinista de la doble predestinación.

El arminiano se levanta contra la idea calvinista y dice: la fe no es don de Dios. La fe es la voluntad humana, en nuestro libre albedrío, con la que uno colabora para obtener la salvación regalada por Dios. El humano no es marioneta de Dios ni es Dios un despiadado monarca que nos manipula en su juego de títeres. El humano es libre para aceptar o rechazar a Dios.

Pero yo, como luterano, no me importa más que enfatizar que Dios es amor y confieso tanto que la fe es don de Dios, como que Dios quiere la salvación de todos. Así mismo, el cristiano solo haya su libertad en Cristo. Nuestra voluntad o albedrío no es libre, sino determinado por el pecado.

¡¿Cómo?! Entonces, al perderse gente, todo indica que.... ¿Dios no es todopoderoso? ... ... Si así fuera, viva yo siempre engañado y no se me ocurra dejar a mi Dios en ridículo. Todo sea para glorificarle y que solo Él sea glorificado.

Así como Dios, en su misericordia, no se aferró a su grandeza y se encarnó en Jesús débil y dependiente, así también ha tenido la gracia de no actuar a través de sus ángeles, sino que quiere actuar a través (y a pesar) de nosotros y que seamos nosotros los que le proclamemos. La fe será, entonces, fruto del oír la Palabra de Dios, que es la que actuará en el corazón del oyente y le librará con su infinito poder. Amén. Gloria a Dios.

¿Que me enredo y contradigo? ¿Qué más quieres, si soy solo un pecador? Tal vez no pueda responder a todas las preguntas acá planteadas, y oro cada día más fuerte a Dios para que su nombre sea santificado y venga su reino, para que su voluntad y justicia sean plenas en la tierra... ¡¿qué esperas, Dios, si tú tienes el poder?! Mi razón y mi ética acusan a Dios de negligente e injusto. Es entonces que el amor me llama a volverme loco y ciego, y que como un niño de pecho me entregue sin más a los brazos de mi poderoso y amoroso progenitor. ¡Es entonces que uno tiene fe! Si fuera por razón o por ética, no sería por fe.

¡Cuan grande eres, oh Dios, que dejas en ridículo a los sabios y justos, manifestándote en niños, en locos y en pecadores! Que lo único que queramos sea depender completamente de ti, que nos volvamos a ti y te sigamos hacia la cruz. En ella nos muestras el camino.



Lecturas recomendadas
Efesios 2:8; 2 Pedro 3:9; 1 Timoteo 2:4; 1 Juan 2:2; Ezequiel 18:32; Rom 10:17; 1 Corintios 12:9; Lucas 10:21, Mateo 18:3

jueves, 19 de mayo de 2016

Buenas Obras, una Gracia de Dios (6)

Si la fe es la misma gracia y salvación de Dios, ¿no hay absolutamente nada de nuestra parte?

Cristo, Biblia, gracia, fe, obras... todas son obra gratuita de Dios. ¿Cómo diferenciar, entonces, la obra nuestra y la de Dios?

La gracia es, justamente, que ya no podamos diferenciar entre la acción de Dios y la nuestra, pues lo que queremos es menguar y que Él crezca. Ya no vivir nosotros, sino Cristo en nosotros.

Barro quiero ser, Señor, en tus manos. Hazme un instrumento de tu paz, por favor.

Buenas Obras, una Gracia de Dios (5)

Escribí anteriormente que las buenas obras que hagamos no pueden ser meritorias para alcanzar la salvación de Dios, pues estas son en sí mismas aquella salvación. Son gracia de Dios, quien hace las buenas obras en nosotros.

Confesamos que la salvación de Dios es solo por su gracia, gratuita e incondicional, sin merecerla. Esa salvación llega a nosotros por medio de Cristo Jesús, testificado en las Sagradas Escrituras, y mediante nuestra fe en Él. Así insistían los reformadores, que las obras no son camino a la salvación, sino que son frutos de la salvación y que son obras de agradecimiento.

Agradecimiento... que linda palabra. ¡Si estás agradecido, es por que has recibido gracia! ¿Agradecido o agraciado? ¿O estar agradecido es la misma gracia? Estar agradecido significa reconocer a alguien o lo que éste a hecho, e implica una actitud de reciprocidad. Entonces, si hemos de estar agradecidos con Dios por dar su vida por nosotros, entregaremos nuestra vida entera a Dios. Aquella entrega completa, aquella relación de plena confianza reconciliadora, es la fe.

Salvación, gracia, fe, obras... ¿dónde empieza una y termina la otra?

La verdad es que Dios no quiere nuestras buenas obras, si no son parte de nuestra relación de agradecimiento con Él, si no son parte de nuestra fe. Así mismo, la salvación de Dios no son las buenas obras, sino la fe que se caracteriza por aquellas buenas obras. Pues la fe no es solo creer en Dios, sino que es creerle a Dios, que nos llama a seguirle y cumplir sus mandamientos.

La fe no es aferrarse a doctrinas e ideas "correctas" sobre Dios, sino que la fe es aferrarse a Él y seguirle. La fe es ser discípulo de Cristo y todo lo que implica aquella divina relación, haciendo propia su misión y su compromiso con la justicia.

La salvación es que conozcamos a Dios y a quien envió, en quien restaurará y reconciliará a toda la creación. La salvación de Dios es la fe... la fe es la misma gracia de Dios actuando a través de nosotros con amor y buenas obras.

lunes, 16 de mayo de 2016

Dialogos Evangelicos: Evangelicos y Proceso Constituyente

Sean todos muy bienvenidos esto es el podcast de Diálogos Evangélicos en Radio Voz de la Mujer 107.7 fm desde Cerro La Pólvora para el Gran Concepción y todo Chile. En esta ocasión hemos conversado acerca Proceso Constituyente en Chile y las diferentes posturas existentes en el mundo evangélico de este país, enmarcado en la discusión pública por establecer los mecanismos para generar una nueva Constitución que reemplace la Constitución de Pinochet de 1980 que todavía rige los destinos de este país. Y para amenizar esta conversación contamos con la presencia de Mario Carrasco miembro de la Iglesia Evangélica Luterana en Hualpen, con quien ahondamos sobre nuestros roles como evangélicos frente a este polémico y cuestionado proceso, constatando la existencia de diferentes posturas, algo propio de la diversidad del mundo evangélicos, cuestión que sin duda enriquece el debate. Todo esto y más en Diálogos Evangélicos siempre a través de Radio Voz de la Mujer 107.7 del Gran Concepción, todos los lunes desde las 6:30pm.

sábado, 14 de mayo de 2016

Buenas Obras, una Gracia de Dios (4)

Muchos han insistido en que el discípulo de Cristo no debe preocuparse de que el resto tenga fe en su Señor, sino que simplemente de obrar a favor de la justicia, como lo hizo Jesús. Otros tantos apuntan que no es nuestra misión lo social, sino que evangelizar y exponer la Biblia.

¡Qué estupidez! ¿Cómo se ha llegado a tal ilusorio conflicto entre lo material y lo espiritual? Jesús hizo ambas cosas. Predicó de Dios y su reino al mismo tiempo que sanó y sirvió. El servicio y las obras mismas proclaman al Señor y cuando alguien se convierte a Él y aprende de su Palabra, se hace el mayor de los servicios sociales. Dios, al encarnarse en Jesucristo, hizo indiscutible que lo espiritual es material y social.

Si hacemos caso omiso del mundo traicionaremos la palabra de Dios, la cual nos demanda que sirvamos al mundo. Y, si hacemos caso omiso de la palabra de Dios, no tendremos nada que ofrecer al mundo.

Debemos hacer todo lo que está en nuestras manos para solucionar los problemas y sufrimientos de la gente, sin restricción alguna, pero sabemos también que esos males son solo síntomas de algo más profundo. El cáncer no se va curando con analgésicos ni curando los síntomas, sino extirpándolo. Así mismo, nunca gozaremos de verdadera justicia en este mundo si no nos convertimos a Aquél que extirpa el pecado del mundo y mata a la muerte.

La conversión social solo se da si sus integrantes se convierten a Dios. Y si sus integrantes se convierten a Dios, tendrán un impacto social. Otra cosa es una ilusión.

Buenas Obras, una Gracia de Dios (3)

En las distintas partes del mundo y de la historia y en las distintas culturas, han habido concepciones muy diversas respecto a la moral y la espiritualidad, pero muchas de ellas han hablado del amor y a favor de la paz y la justicia. En general, solemos ver todas esas ideas como buenas y solemos concluir que hay distintos caminos para un mismo fin. Yo creo que hay luchas comunes en este mundo que compartimos y que podemos aprender del otro, pero que los fines que buscamos son distintos y que hablamos de cosas distintas.

Debo enfatizar, sin embargo, que la propuesta bíblica es de las pocas que está centrada realmente en el amor como fundamento inamovible. Un amor que considera una unión profunda y afectuosa con toda la humanidad y la creación en general, que tal vez es similar a la unión y dependencia que sentían muchos pueblos indígenas con la madre tierra, así como los cristianos nos sentimos unidos y dependientes del Dios que creó esa tierra y de la cual provenimos, desde la cual nos provee y a la cual paramos luego de morir. También debo decir que este es un concepto completamente distinto al de la mayoría de las religiones orientales, que si bien hablan aparentemente de lo mismo, en realidad hablan del desapego para con todo eso.

Las religiones abrahámicas (principalmente judaísmo, cristianismo e islamismo) tenemos obviamente un concepto similar y anhelamos el reino de Dios. Pertenecemos a una misma familia de religiones y compartimos gran parte de la revelación bíblica. Sin embargo, el rol del mesías y los diferentes conceptos de qué es el "pueblo de Dios" concluyen en propuestas realmente distintas. Y así mismo... en la historia de la Iglesia se han infiltrado muchas ideas orientales de desapego y tampoco se ha honrado el concepto bíblico de mesías y de "pueblo de Dios".

Pido disculpas por mi escueto análisis inter-religioso, pero no es mi intención hacer acá uno más profundo y serio. La pregunta es la siguiente: ¿Qué es el amor y cómo se tiene esa unión plena de afecto con todo lo creado, que también se relaciona a buenas obras de justicia y de paz?

Muchos hablan de amor, refiriéndose a cosas distintas. No hay nada de malo en eso. La palabra "amor" tiene distintas acepciones relacionadas con el afecto, el apego, el respeto, el deseo, la seducción, la pasión, etc... cosas generalmente buenas que puede vivir cualquiera, sea que conozca a Dios o no. Así mismo, en la Biblia no siempre se usa la palabra "amor" de forma positiva, por ejemplo, cuando se critica el amor al dinero.

Pero respecto a ese amor central por el cual nos estamos preguntando, la Biblia responde diciendo: "Dios es amor". Al proclamar que "Dios es amor", no caigamos tanto en dar atributos a Dios de lo que cada uno entiende que es el amor, entendamos más bien que es a Dios a quien debemos unirnos y a partir de Él y su Palabra entenderemos cuál es el bien que hemos de ejercitar. Este amor no es un sentimiento, algo etéreo, sino alguien concreto al cual nos entregamos por completo, así como Él se entregó por completo por nosotros.

El amor es el centro inamovible de la fe bíblica, no solo porque san Juan diga que "Dios es amor" ni solo porque los mandamientos se resumen en "ama a Dios con todo tu ser y al prójimo como a ti mismo", sino porque se enfoca en las relaciones que se quebraron y que han de ser reconciliadas. Porque se trata de un Dios que se presenta a sí mismo como nuestro padre, nuestro cónyuge, nuestro hermano y que nos llama a no poner tanto la mirada en lo que nosotros hacemos de bueno, sino que en las buenas obras que Él ha hecho para llegar a nosotros.

En resumidas cuentas... el verdadero amor y las obras verdaderamente buenas son de Dios. Nuestras obras, nuestras filosofías y nuestras religiones son caminos humanos fracasados para llegar a Dios. O tal vez han sido caminos exitosos para llegar a algún otro fin anhelado. Pero respecto a Dios, el único camino efectivo es el que Dios ha hecho hacia nosotros, en el que se muestra el verdadero amor que nos une plenamente en paz y justicia. Así es, el camino a Dios es solo uno, el que ha hecho Dios hacia nosotros: Cristo Jesús, nuestro Señor.

jueves, 12 de mayo de 2016

Buenas Obras, una Gracia de Dios (2)

Relacionar la salvación de Dios principalmente con el destino del alma inmortal luego de la muerte, ha sido una de las falencias más nocivas en la historia de la Iglesia.

La salvación de Dios es integral, teniendo en mente a toda su creación que espera ansiosa por la restauración y reconciliación de todas las cosas en Cristo Jesús. Dios no viene a salvarnos de la supuesta tortura eterna en el "infierno" (ni podríamos nosotros llegar por nuestra cuenta a Dios y al "cielo"), sino que Dios viene a solucionar los problemas que destruyen nuestro mundo y que son producto del pecado original que quebró las relaciones de amor con Dios y sus criaturas.

La solución a todos estos problemas no es una solución escapista, en la que dejemos el mundo terreno atrás para vivir como "almas" en un más allá etéreo y desentendido del sufrimiento material. Dios es todo menos escapista. En Jesucristo vino al mundo a vivir y padecer junto a nosotros por amor e interviene constantemente a favor de la justicia, con la que está comprometido. Así mismo esperamos que vuelva para reinar plenamente y destituya todos nuestros reinos corruptos y termine con la opresión de la que somos responsables.

En aquel reino se da de comer a los hambrientos, de vestir a los desnudos, se libera a los esclavos y presos, se da vista a los ciegos, se enjugan las lágrimas, son resucitados los muertos y las armas se convierten en herramientas de trabajo. En aquel reino el cabrito descansa junto al leopardo, el león come paja junto al buey y son apacentados por niños, que juegan junto a las serpientes.

Mientras que esperamos ese día de salvación plena, el Espíritu de Dios nos da comunión con todos sus hijos y nos guía haciendo obras de amor y justicia a través de nosotros, llenos de alabanzas, para que de alguna forma podamos gozar ya del reino de Dios que viene, mediante la fe en Cristo Jesús.

Es imposible que las buenas obras sean meritorias para alcanzar la salvación... pues estas son en sí mismas la salvación que anhelamos, anticipos y señales de la salvación que vivirá el mundo entero en el día del juicio y la resurrección.


Lecturas Recomendadas
Rom.8:22; Isaías 11:6-8; Lucas 4:14-19

Buenas Obras, una Gracia de Dios (1)

Las únicas buenas obras son las hechas con amor. Pero... ¿qué es amor? Juan responde bien al decir "Dios es amor". El amor no es un "qué", sino un "quién".

He ahí que ninguna obra buena puede ser meritoria.

Ninguna buena obra puede ser mérito nuestro, pues si es buena es porque se debe a Aquél que es bueno. Es Él quien la ha hecho a través nuestro. Las buenas obras son un regalo que Dios nos ha dado y ha puesto en nuestro camino de antemano, a pesar de que como pecadores no somos dignos de hacer tales obras.

Mientras más sean las buenas obras que hagamos, más y más le debemos a Dios. Pero no hay nada más sublime que ser deudor de Dios... así sabemos que no dejará que estemos muy lejos de Él hasta que paguemos por completo nuestra deuda de amor... con nuestras propias vidas.


Lecturas Recomendadas
1Jn.4-5; 1Cor.13; Ef.2:10; Rom.13:8

lunes, 9 de mayo de 2016

Dialogos Evangelicos: Obispa Izani Bruch y una conversacion sobre Chiloe

Bendiciones a todos y todas, esto es el podcast de Diálogos Evangélicos, el programa cristiano de Radio Voz dela Mujer 107.7 FM de Concepción, para todo Chile y el mundo. En esta ocasión pudimos contar con la presencia de Izani Bruch, Obispa de la Iglesia Evangélica Luterana de Chile, con quien pudimos conversar acerca del rol de la mujer en el mundo evangélico hoy. En nuestro segundo bloque pudimos preguntarnos donde esta Dios en medio de las luchas de Chiloé, ante la catástrofe que amenaza sus vidas. Todo esto y más en Diálogos Evangélicos. Si le gusto comparta y difunda.

lunes, 2 de mayo de 2016

Dialogos Evangelicos: Lectura Popular de la Biblia acerca de la Maternidad

Sean todos muy bienvenidos, esto es el podcast de Diálogos Evangélicos, el programa cristiano de Radio Voz de la Mujer 107.7 FM del Gran Concepción. En esta ocasión hemos podido presentar ante ustedes las conclusiones de una Lectura Popular de la Biblia centrada en el tema de la maternidad liberadora y dignificante, a propósito de la celebración del Día de la madre en este día domingo 8 de mayo.

lunes, 25 de abril de 2016

Dialogos Evangelicos: Dia del Trabajador

Este lunes, en Diálogos Evangélicos, hablamos del mundo evangélico y su relación con el día del trabajador. Además comentamos la actualidad noticiosa con temas como el reportaje publicado en el diario El Mercurio, acerca de Patricio Contesse y su relación con la iglesia Presbiteriana, y la nominación al Premio Nacional de Derechos Humanos de José Aldunate.

miércoles, 20 de abril de 2016

In memoriam: Carmen Irene Vey Müller de Werlinger (12/5/1926-3/4/2016)

Estimados,

A principios de este mes tuvimos en mi comunidad evangélica luterana la perdida de una miembro destacada en nuestra historia.

Publicamos al respecto en el diario El Sur: http://www.elsur.cl/impresa/2016/04/10/full/cuerpo-principal/19/

Aprovecho de compartirles acá una versión un poco más amplia:

Irene Vey ha partido el 3 de abril de este año. Ella deja un dolor y un vacío en el corazón de su familia, amigos y de quienes la conocimos y la recordamos como una mujer valiente, coherente con sus ideas  que en ciertas oportunidades pusieron en riesgo su propia integridad y particularmente colaboradora con su Iglesia.
Irene  fue un testimonio vivo de solidaridad. Desde que llegó a nuestra Congregación, en la década de los 70, desarrolló una incesante labor de apoyo a los más necesitados, comprometiéndose a cabalidad con cada uno de los proyectos en los que se involucró.
Su llegada a nuestra Iglesia coincidió con uno de los momentos más difíciles por los que ha atravesado nuestra Congregación y nuestro país. En ese entonces, luego de la escisión de la Iglesia Evangélica Luterana de Concepción de su símil nacional, Irene Vey respondió sin dudarlo a la solicitud que se le hizo de trabajar codo a codo con la Iglesia Católica en defensa de los derechos humanos. Durante un largo período de tiempo, cumplió en ese ámbito una importante función. Luego entusiasmada con seguir apoyando la labor que la Iglesia efectuaba a través de sus proyectos sociales, ingresó al Directorio de la Congregación y centró su actividad en el proyecto de “Apadrinamiento”. Junto a otras personas desarrolló un hermoso trabajo canalizando ayuda  que provenía desde “padrinos  alemanes” para atender a niños enfermos de cáncer o desnutridos.
No contenta con esta labor, Irene también participó en el proyecto de nuestra Congregación “Trabajo para un hermano”; colaboró con la mantención de un comedor para estudiantes universitarios de bajos recursos y durante diez años, desarrolló un interesante trabajo con el centro de madres de la Iglesia San Pablo en Hualpén, entregándoles capacitación en ciertas tareas que les permitirían mejorar su calidad de vida.
Sus recuerdos son imborrables. No deja de sorprendernos todo lo que contribuyó a nuestra Congregación, sin hacer alarde de ello. Siempre la recordaremos como una mujer ejemplar, con una sonrisa en sus labios, con su especial sentido del humor y su compromiso con Dios y con los seres humanos que la necesitaran. Aunque estamos tristes ante su partida, damos infinitas gracias a Dios de habernos enviado a una hermana tan generosa y que tanto sirvió lealmente a la causa del Señor.
Querida Irene, que descanses en paz. ¡Siempre serás un ejemplo para nosotros!
Iglesia Evangélica Luterana en Concepción, Congregación Martin Luther.

Diálogos Evangélicos: Esclavitud moderna y Tráfico de personas

Amigas y amigos, el lunes 22 de abril conversamos acerca de la Esclavitud y el Tráfico de personas, dolorosas realidades presentes en el mundo contemporáneo y en nuestro país, a las cuales debemos denunciar y buscar soluciones como cristianos/as. En el segundo bloque, hablamos de la "Agenda corta antidelincuencia" y en particular del "control preventivo de identidad", y surgió una reflexión en torno al comos los cristianos/as abordamos el tema de la seguridad en relación a los derechos y libertades de nuestros hermanos/as.

lunes, 18 de abril de 2016

Dialogos Evangélicos: Patio de Disidentes del Cementerio General de Concepcion.

Este lunes 18 de abril en #DialogosEvangelicos nos acompañó Alexis Monroy con quien conversamos sobre la Memoria Histórica Protestante en Concepción. Alexis realizó una investigación acerca del Patio de disidentes del Cementerio General de Concepción. Respecto a la memoria histórica dialogamos del Contexto económico y social, predicación del protestantismo en Chile Situación religiosa de la época, personajes qué están ahí enterrados leyes laicas y su impacto en el cementerio. La importancia del patio de disidentes radica en que fueron los primeros cristianos protestantes en el Chile del Siglo XIX, recordando que en ésa época la religión Oficial de Estado era la católica. Los primeros se levantaron en medio de un clima adverso, para predicar la fe a sus conciudadanos extranjeros, difundiendo luego la fe entre los propios chilenos. Entre los personajes históricos sepultados en el patio de disidentes se en encuentra Juan Mackay y los McLean. esto y mucho mas en Diálogos Evangélicos el programa cristiano de Radio Voz de La Mujer.

lunes, 11 de abril de 2016

Diálogos Evangélicos. Dietrich Bonhoeffer: legado y consecuencia

Hermanos y hermanas sean todos bienvenid@s En este capítulo de Diálogos Evangélicos conversamos y conmemoramos la muerte del pastor y teólogo alemán Dietrich Bonhoeffer, quien se desempeñó activamente contra la tiranía del Nazismo alemán. Producto de esto fue encarcelado y posteriormente asesinado. Entre sus escritos nos ha legado valiosísimos libros como “Vida en Comunidad” “El precio de la Gracia” y “Ética” entre otros. Su ejemplo de consecuencia y disposición a ofrecer la vida para asegurar la paz nos recuerda que quienes pretenden caminar hacia la paz de manera segura simplemente son egoístas, pues Jesús estuvo dispuesto a poner su vida por nosotros. Y para conversar de este interesante tema contamos con la presencia de Patrick Bornhardt, miembro de la Comunidad Martin Luther de la Iglesia Evangélica Luterana de Chile.

lunes, 4 de abril de 2016

Diálogos Evangélicos: Comemoración de los 48 años del asesinato de Martin Luther King

Hermanos y hermanas sean todo bienvenidos, esto es el programa Diálogos Evangélicos de Radio Voz de la Mujer y desde ahora podremos publicar nuestros podcast en este medio. En nuestro programa conmemoramos la muerte del gran luchador por los Derechos Civiles de las Personas de color en EE.UU. el pastor bautista Martin Luther King, ocurrida el 4 de abril de 1968. podremos conocer su vida y obra, así como relevar su legado para la construcción de un mundo mas justo. En nuestro segundo bloque recordamos el asesinato de los hermanos Vergara Toledo en Villa Francia a propósito del Día del Joven Combatiente, ante lo cual señalamos que ser combatiente en nuestro contexto también conlleva el alzamiento de nuestra voz como cristianos, estamos llamados a denunciar las injusticias en todas las esferas de la sociedad. Bendiciones!!!

viernes, 25 de marzo de 2016

Francisco Javier Gil: “Yo llegué al ranking por una razón evangélica”.


El director de la Cátedra UNESCO-USACH de Inclusión en la Educación Superior nos recibió para conversar sobre las implicancias políticas de su fe cristiana, el fondo que da sentido a su trabajo.

Las oficinas del Programa de Acceso Inclusivo, Equidad y Permanencia (PAIEP) de la Universidad de Santiago están llenas de tutores reforzando materias para los estudiantes de todas las carreras de la universidad. PAIEP no solo presta apoyo académico a través de las tutorías, sino también realiza talleres de técnicas de estudio, vocacionales y psicoeducativos, entre otros servicios gratuitos a los estudiantes.

Encontramos a Francisco Javier Gil en un rincón del segundo piso de las oficinas de PAIEP, en un pequeño escritorio repleto de documentos. Nos pide un segundo, nos ofrece disculpas por no tener una oficina propia donde atendernos, saluda a medio mundo, nos regala un calendario PAIEP 2016, nos ofrece un café. Habla pausado y con voz baja, no como imaginábamos al director de la Cátedra UNESCO-USACH de Inclusión en la Educación Superior, Doctor en Química de la Universidad Complutense de Madrid, ex rector de la Universidad Católica Silva Henríquez e investigador responsable de más de 10 proyectos FONDECYT desde 1984 a la fecha.

En los últimos años, Francisco Javier Gil ha sido entrevistado en diversos medios debido a su hijo insigne, el controversial “ranking de notas”. El objeto de esta entrevista, sin embargo, no es ése. “Les agradezco esta conversa, porque me están preguntando cosas que normalmente nadie me pregunta y que yo creo son necesarias”, nos dice.

Francisco Javier Gil Llambias es diácono permanente de la Iglesia Católica. Una pequeña cruz brilla en su camisa. Pero, nos advierte,
“tengo que hacer un preámbulo. Yo tuve la responsabilidad de presidir la Comisión de Reconciliación de la Universidad de Santiago de Chile. Esta Comisión, cuando terminó la dictadura, investigó todo el atropello a los derechos humanos que sucedieron acá en la universidad. Ahí hubo un quiebre muy fuerte en mi vida porque es tremendo. Yo no tenía respuestas para decirle a los papás de los detenidos desaparecidos. En ese proceso entonces fui encontrándome con Dios porque en el fondo yo tenía que entregarles paz, consuelo, pero de adónde me alimentaba para entregarles eso”.
Sus primeras aproximaciones con la fe cristiana, para brindar algún consuelo a los familiares de las víctimas de los detenidos desaparecidos, le fueron insuficientes.
“Yo soy un intelectual, soy un químico, necesitaba estudiar más, ilustrarme más”, afirma. Sin embargo, no fueron solo motivaciones intelectuales las que le estimularon a comprometerse de manera más institucional con la fe católica. El ministerio de diácono permanente de la Iglesia Católica, restaurado gracias al Concilio Vaticano II, fue asumido: “por conveniencia también, lo digo fríamente. Me convenía en un país como Chile donde el poder está en manos de católicos que no hacen nada, o muy poquito, para que este país funcione mejor. Entonces yo les puedo encarar en un lenguaje católico. Mucha gente que tiene mucho poder económico es católica. Cristo no nació de Plaza Italia para arriba, nació entre medio del pueblo, nació desde la sencillez, del sentir del pueblo, no estaba entre los círculos de poder y por eso lo mataron también. Para ellos es desagradable que sea un diácono el que les diga eso y a mí me gusta ser desagradable cuando una persona está equivocada”.
Una pasión es una pasión. Esto es ineludible. Francisco Javier Gil nos arrastra, suavemente, hacia su pasión: la inclusión, la equidad, el ranking de notas. Nos deslizamos, pues, sin perder el horizonte:
“Yo llegué a meterme en el mundo del ranking y todo esto por una razón evangélica. El tema del ranking viene por esto: nadie le puede quitar la vida a nadie, pero cuál es la diferencia entre quitarle la vida a alguien y quitarle su proyecto de vida a alguien, cortarle las alas y que la pobreza no permita que se puede desarrollar como persona, en plenitud. El ser humano es un potencial de muchas cosas. Podríamos usar la parábola de los talentos: los talentos Dios los distribuyó por igual entre ricos y pobres, todas las etnias y todas las culturas. Acá en la universidad yo no digo Dios, pero en mi fuero interno es Dios quien los regala”. Insiste y dispara: “cuando un niño y un joven no puede desarrollar sus talentos porque la estructura social es muy injusta, todos tenemos responsabilidad. Y cuando fuiste rector de la Católica, más responsabilidad y cuando fuiste presidente de la República, más responsabilidad. O cuando yo que soy un investigador universitario que no tengo nada que perder y si no grito y pataleo me van a pedir cuenta, me dirán: tenías todo para patalear y gritar y no hiciste nada mientras los cabros estaban golpeando las puertas de la Universidad y no los dejaban entrar”.
“Hoy día salió una carta en contra mía en El Mercurio”, nos dice, tranquilo. A pesar de la suavidad de su tono, Francisco Javier Gil logra transmitir el sentido de urgencia de su misión. Es su fe en una convicción fundamental (“todos los talentos están democráticamente distribuidos en toda la población, entre ricos y pobres, en todas las etnias y en todas las culturas”) la que le permite encarar la aguda oposición a sus ideas. Esta urgencia fue evidente cuando, al volver a las oficinas de PAIEP, tres o cuatro personas se le acercaron rápidamente para saludarle, hacerle preguntas o informarle de logros obtenidos por los diferentes equipos de PAIEP. Escucha atento, responde con calma, sonríe.